15 octubre 2009

Quiénes somos


“Utopía”. Posiblemente esta sea la palabra que se le vino a la mente a mucha gente cuando se tuvo conocimiento de que en la Prisión de A Lama se iba a poner en marcha un módulo dedicado a la intervención con internos toxicómanos y con el objetivo principal y primordial de favorecer su rehabilitación y posterior re/inserción. Es probable, también, que esto mismo pensásemos, en algún momento, algunos de los que tuvimos la suerte de dar forma a este proyecto. Todos sabíamos que iniciar un programa de estas características dentro de un medio tan “peculiar” como es el penitenciario resultaba, en sí, una empresa no exenta de ciertos riesgos y con un futuro bastante incierto. Significaba abordar la problemática de la drogadicción de una manera completamente distinta a lo que se venía haciendo hasta ese momento. Había que crear un espacio físico óptimo que favoreciese la intervención y la convivencia entre internos y profesionales; se tenían que poner a trabajar conjuntamente y en la misma dirección personas con profesiones y cometidos diferentes y, lo más importante y al mismo tiempo más difícil, había que convencer a los internos con problemas de drogadicción de que ese era el lugar idóneo para iniciar el camino hacia una vida, en el exterior, lo más normalizada posible.
Han pasado cuatro años y, en mayor o menor medida, todo esto se ha ido consiguiendo. El Módulo ocho de la prisión se ha ido acondicionando de tal manera que los usuarios del mismo pueden, aún estando privados de uno de los bienes jurídicos más preciados, convivir en un lugar bastante agradable. Catorce profesionales (Subdirectora de Tratamiento, una psicóloga del centro, dos psicólogos de cruz roja, una educadora, un jefe de servicios y ocho funcionarios de vigilancia interior) conforman, el equipo multidisciplinar que dirige este proyecto. A día de hoy, 50 internos se benefician de este programa. El Módulo Educativo Terapéutico (M.E.T.) es, ya, una realidad.
En este momento, un número considerable de ex-internos del MET (altas terapéuticas) están intentando regularizar su vida. Unos, en plena libertad e integrados (o intentándolo) en su medio familiar, laboral y social. Otros, bien en Proyecto Hombre o bien en Alborada, llevando a cabo la última parte del proceso con el fin de lograr esa normalización (nuestro programa adquiere su concreción definitiva a través de la derivación de los internos, una vez alcanzados los objetivos de nuestro proyecto y en función de las necesidades específicas de cada interno, a Proyecto Hombre o a Alborada. Somos conscientes de que se necesita de un recurso externo que profundice más en aquellas cuestiones que el propio medio penitenciario limita o imposibilita: relaciones familiares, sociales, laborales, etc.)
Cuando se pregunta a los internos del MET, al ir avanzando en el programa, qué es lo que más valoran del mismo, qué es lo que les aporta, una gran mayoría responden sentirse mejores personas. Es por ello que todos nuestros esfuerzos van encaminados al desarrollo de un programa que, al mismo tiempo que aborda todas aquellas problemáticas específicas de la drogadicción, permite, favorece, recupera y potencia todas aquellos elementos inherentes al desarrollo individual y social de una persona. Se les hace sentir responsables de sus vidas, con derechos y obligaciones, con defectos y virtudes, con sentimientos y emociones, con deseos e ilusiones, etc. Se trata de ofrecer oportunidades para el desenvolvimiento de habilidades y actitudes de cara a la consecución de una formación integral de su personalidad con el fin de incrementar sus recursos y, de esta manera, las posibilidades de reintegrarse (y en bastantes casos integrarse por primera vez) en la sociedad.
Realizar el programa en el MET no es garantía de no volver a tener nunca más problemas con las drogas. Lo que si garantiza es que unas cuantas personas van a tener un mayor número de oportunidades para no volver a tenerlos.
 

Terapeuticoalama. © 2008 All Rights Reserved Revolution Two Church theme by Brian Gardner Converted into Blogger Template by Bloganol dot com Adapted to this blog by Ricardo PTV.

!codigo de segumiento