27 agosto 2011

“SALVEMOS EL PLANETA” “SALVEMOS A LA HUMANIDAD”

0 Comentarios


Alguien dijo, “al planeta no le pasa nada, seguirá su curso como si tal cosa”
No puedo por menos que acordarme de esta frase ante los que se emocionan con el lema “Salvemos el planeta”, a propósito del cambio climático, la desaparición de la capa de ozono que recubre nuestra atmósfera o la contaminación de CO2 que crece y crece incesantemente.
Siempre tuve la creencia que la mejor manera de salvar nuestro planeta consistía en organizar primero el salvamento de la humanidad, pues a esa si que no la salva nadie si no se sabe salvar a si misma.
Hace unos cuantos años, un científico reconocido nos recordaba una cifra espeluznante: un 25% de los adultos del sexo masculino moría rutinariamente en la guerra. Siempre fue así. Los humanos a los que dejaban vivir se han matado entre ellos desde tiempo inmemorial porque no tenían más remedio que elegir entre morir de hambre o robar a sus vecinos.
No se trata pues, solo de salvar al planeta, si no de salvar a la humanidad.
Por primera vez en la historia de la evolución, mujeres, hombres, y niños pueden recurrir a la ciencia y a la tecnología, al conocimiento, para desentrañar la ecología de nuestro planeta y controlar la sostenibilidad de las poblaciones.
El primer escalón del futuro que se avecina consistiría en invertir grandes cantidades en políticas de prevención orientadas a las necesidades de las grandes mayorías para que no colapsen el sistema de prestaciones más tarde. Una política educativa adecuada que incluya la gestión emocional que vaciaría las cárceles del futuro, y esto requiere conocimiento ahora, ya mismo.
El siguiente escalón de la reforma exigirá plantearse objetivos hasta ahora marginados, porque ignorábamos su enorme trascendencia: como por ejemplo, la salud mental de las personas, la necesidad de la inteligencia social y los sistemas de comunicación entre las personas, y en términos más generales, como gestionamos la diversidad desatada por la mezcla genética de razas y el proceso de globalización
Se nos brinda la oportunidad en mucho tiempo, de romper el círculo de conflicto y crisis.
Solo nos hace falta mucho conocimiento.

AIRES DE LIBERTAD

0 Comentarios
AIRES DE LIBERTAD

Hoy es un día muy especial ya que los motivos que os voy a relatar comprenderéis que es todo un orgullo y una satisfacción estar unas horas fuera de estos muros.
Me gustaría empezar diciendo que la noche anterior no pude dormir, por sentimientos que me llevaban a desvelarme, alegría, nervios, miedo y sobre todo desconcierto, ya que no sería fácil enfrentarse a unos adolescentes con muchísimas preguntas, que para ellos seguro serian de gran interés.
Al verme saliendo del C.P. sin el Guardia Civil de turno, cada vez que daba un paso me sentía mas libre. Con solo sentarme en el bus que nos llevaba al instituto de las Carmelitas, los nervios se apoderaban tanto de mis compañeros como de mí. En lo único que pensaba era que los chavales, nunca mejor dicho, que se llevasen una mala impresión de los efectos que causa el haber estado metido en un mundo de droga y delincuencia. Lo mas importante para mi, era transmitirle que destruirán toda una familia que tanto lucho por nosotros.
Todo era miedo escénico, los nervios de enfrentarme a esos ojos inquietos me llevo a no ser capaz de articular palabra en la primera parte de la charla, mi compañero Miguel se encargó de transmitir la parte teórica, si, después fui entrando cuando conté que fue lo que me llevó a consumir y sobre todo decir que no, no es tan fácil cuando se le puede tener afecto a quien supuestamente son nuestros amigos, si, cuando a uno mismo nos vienen a pedir para eso no tenemos problema en decir que no, pero cuando nos lo vienen a ofrecer caemos como niños, y ahí esta el problema, no pensamos a largo polazo sino que buscamos sensaciones inmediatas. Por otro lado esas mentes inquietas buscaban el morbo de como era la cárcel o por lo que una estaba preso, cosa que intente evitar para no entrar en la dinámica, les conté que llevaba 13 años preso, y 25 en la delincuencia. Más de media vida desperdiciada por una triste bolsita. Pero este no es el tema de hoy, sino contar mi experiencia de esta salida terapéutica.
Al verme paseando por Samil, con los psicólogos Miguel, Mercedes, tutores, D. Arturo, D. Pablo, D. Manuel, la Jurista Dña. Bea, y el Educador D. Alfredo. Ni en mis mejores sueños podía haber soñado que pasaría fuera de estos muros un día tan agradables como el que he pasado, me sentí libre por unas horas. Sentado en una terraza tomando café riéndome con ellos y con los demás compañeros (Miguel, Abalo, Marcos, Mariano, Bouzon) todo era extraño, diferente a como lo percibía cuando antes estaba en libertad. Una de las sensaciones que me llamó la atención fue, comer tranquilo en el Macdonals sin la preocupación de estar pendiente de la puerta. Ah, algo que destacar, casi no ma da para la comida, acostumbrado a no tener control del dinero y como os comenté antes, fue una salida terapéutica, en ello consistía el administrar tus 15€, toda una hazaña para mi, eso si, “siempre nos quedará el macdonals, con sus hamburguesas de 1 euro.
Bueno para terminar os diré que fue para mi una experiencia inolvidable llena de sentimientos positivos, hasta que volví a montarme en el bus que nos trajo a prisión, cada metro que se acercaba, pensaba en los momentos buenos que he pasado en la salida, compartiéndolos con los demás compañeros, psicólogos, juristas y tutores. Todo terminó cuando el portalon se cerró, eso si, seguir trabajando en el MET, para poder salir a otros colegios y un buen día terminar proyecto para así sentirme libre de un mundo de droga y delincuencia.

Atentamente, del Ojo

A LOS NUESTROS

0 Comentarios
La rutina nos invade y nos acostumbramos a sentirnos seguros con ella, pero hace que actuemos como autómatas y que nuestro comportamiento sea monótono.
Nos adaptamos a unas normas de conducta y vivimos constantemente procediendo según lo que se espera de nosotros.
Sacrificamos nuestras inquietudes y cuestionamos nuestra actual manera de vivir adquiriendo la idea de que no podemos cambiar.
Es como un círculo, en el cual nos movemos y giramos, donde todos y cada uno de nosotros tenemos un rol asignado.
Una idea, podía ser abandonar, dejarlo, y girar en otra dirección, porque nuestro circulo, pueden ser nuestros seres queridos y el amor que les profesamos, nuestro amor por ellos y un gran respeto con mayúsculas, por acabar todos los días en paz con uno mismo.
Debemos caminar hacia lo que amamos y deseamos, debemos enseñar a los nuestros que la vida puede ser maravillosa, a pesar de que frecuentemente pueda resultar dura y complicada, valorando siempre los abrazos y besos que reciban y los devuelvan duplicados.
Que la humildad y la comprensión están por encima de muchas cosas y sobre todo que vivan sin miedo, y que por muchas tentaciones y debilidades que se les pongan por delante, nunca se dejen vencer por la rutina y el rol de la resignación.

Carlos T.(Charly)

RECUERDOS

0 Comentarios
En mi época de marino mercante y en aquellos días en que la mar se mantenía en calma, me levantaba temprano y me dirigía a la proa del buque, porque me encantaba y fascinaba contemplar la salida del sol al amanecer, mientras, al mismo tiempo respiraba al pairo de la leve brisa marina.
Era un espectáculo magnifico, una sinfonía de luz y color, una sobredosis para la retina, que siempre conseguía emocionarme.
En tal momento no sentía, ni el desplazamiento ni la inercia del buque, era como si estuviera solo en medio del océano totalmente aislado, formando parte y un todo de aquel cuerpo celeste, que surgía como del fondo del mar con su resplandor dorado, y formara parte del universo estático, en la bóveda del tiempo con un silencio tal, que casi me parecía oír el suave roce del astro sol saltando la tapia del horizonte del océano.
Fueron 20 años de marino, una de las mejores épocas de mi vida, nunca volveré a vivir nada parecido, y siempre le estaré agradecido al mar, que tanto amo porque tanto medio, y que en su momento… dejó que volviese junto a los míos.

Carlos T. (Charly)

CONFIANZA

0 Comentarios
Si confías plenamente en ti mismo, dará igual seas lo que seas, no tienes nada que demostrar, sencillamente puedes ser quien eres. Tómate tu profesión muy en serio, pero no mucho a ti mismo. Si te tomas demasiado en serio no podrás aprovechar tu mejor talento. Hay un momento para cada cosa, si algo deja de ser interesante para ti, mejor lo dejas y sigues adelante.
Hay pocas cosas en esta vida que no puedas realizar personalmente si tienes tesón, confianza, voluntad y habilidad necesarias. La diferencia de ti a otro no es lo que se te da, sino lo que eres capaz de hacer con lo que tienes.
Los seres humanos tenemos una capacidad tecnológica increíble, somos totalmente capaces de manejarnos con todo lo que nos rodea, sin embargo fallamos y tenemos ciertas dificultades a la hora de controlar nuestro interior.
La confianza, nos da ánimo, vigor y aliento para depositar en nosotros mismos y en los demás la esperanza de poder conseguir siempre lo que no propongamos.
Carlos T. “Charly”

MI IMAGEN

0 Comentarios

Creo que desde niño, desde muy joven, quise dar una imagen de persona dura porque tenia el convencimiento de que era lo mejor para conseguir el respeto ajeno; ya en el colegio me forjé una imagen así, de tío que aparenta que no le importa nada, por la que de continuo estaba metido en peleas. Fuera ya de la edad escolar, siguió en mí forjándose esa idea, convencido como estaba que ello me abriría muchas puertas y así, en el mundo en el que me movía me fue útil esa imagen. Sin embargo, debo reconocer que se me cerraron muchas más, y más importantes, como son las de encontrar trabajo, tener pareja y conocer a su familia.
Ingresado en prisión, mi convencimiento de la necesidad de aparentar dureza se acrecentó pensando en conseguir el respeto de los demás internos; así anduve deambulando por varios módulos durante tres años, sintiendo que por esa actitud mucha gente me rechazaba mientras que otra, por el contrario, me decía que esa actitud no cuadraba con mi forma de ser. Ya en el programa terapéutico, me sobró un mes para aprender que no hace falta tener ninguna imagen par que te respeten, hacer amistades, etc., y que hay que ser uno mismo siempre, con los defectos y virtudes propios de cada persona y que, precisamente por esa imagen que demos, será por lo que nos van a juzgar.
Por ello, compañeros, con este pequeño resumen quiero que veáis que la imagen, la imagen ficticia, puede traeros problemas y que la primera impresión es la que vale. El verdadero respeto hacia uno mismo se consigue respetando a los demás y aceptándonos con nuestros defectos y virtudes.

E.G.P.
 

Terapeuticoalama. © 2008 All Rights Reserved Revolution Two Church theme by Brian Gardner Converted into Blogger Template by Bloganol dot com Adapted to this blog by Ricardo PTV.

!codigo de segumiento